Cómo comenzar a disfrutar del sexo con su cónyuge nuevamente (incluso si está totalmente aburrido con él)

¿Has perdido la intimidad entre tú y tu pareja? ¿A veces piensas que lo único que los dos tienen en común es el mismo código postal? ¿Parece que son más compañeros de cuarto que amantes?

Cuando estás casado o en pareja, con el tiempo es fácil que la relación se convierta en una de utilidad en lugar de sensualidad, magia y amor. Cada persona tiene su parte en la relación con respecto al hogar y el trabajo, y cada uno de ustedes está ocupado haciendo su parte. O al menos eso esperamos, ¿verdad?

En este proceso, la conexión de la relación se convierte en una de las preguntas: ¿Llamó y reprogramó su cita? ¿Puedes recoger a los niños hoy? ¿A qué hora dijiste que ese evento es esta noche?

Afortunadamente, hay algunas maneras de recuperar esa chispa que alguna vez tuviste y profundizar la intimidad entre tú y tu pareja.

Aquí hay maneras de disfrutar del sexo matrimonial y la intimidad nuevamente.

Evita vivir como compañeros de cuarto.

Cuando se sienten cómodos el uno con el otro, por un lado, es una sensación maravillosa. Te sientes seguro sabiendo que la otra persona está allí. Por otro lado, esa seguridad también puede provocar aburrimiento o monotonía debido a que una pareja cae en la misma rutina.

Esto es especialmente cierto en el dormitorio. Si has encontrado una manera que funciona sexualmente, probablemente lo hagas repetidamente, ya no exploras otros caminos. Te trae placer, pero con el tiempo se convierte en rutina y no hay nada especial en ello. Visita nuestra pagina de Viagra femenino y conocer productos calientes.

O tal vez eres una pareja que ya ni siquiera tiene una conexión sexual. No has tenido relaciones sexuales en tanto tiempo que incluso parecería extraño estar juntos de nuevo de esa manera. Por desgracia, se trata de una situación demasiado común.

Cuando su relación se convierta en una vida utilitaria y quiera disfrutar de la intimidad sexual con su cónyuge nuevamente, sepa que hay esperanza. Sin embargo, lo primero que se requiere es compromiso, energía y esfuerzo por parte de ambos individuos.

Comprométanse el uno con el otro.

Ambos deben comprometerse a tomar este tiempo especial para y con el otro. Sí, se necesitará energía y esfuerzo para que suceda en lugar de salir con una copa de vino, televisión o una película. Puede que tengas tiempo, pero lo que quizás no tengas es compromiso.

Programe un tiempo semanal para que los dos estén juntos de una manera íntima y cumpla con ese horario. Obtenga un acuerdo de su pareja y hágalo parte de su vida como hace otras tareas que deben hacerse.

Cultivar la intimidad y mantener viva su intimidad es una tarea importante que debe tomarse en serio si quieren disfrutar de la intimidad sexual entre sí. Esta «tarea» puede ser divertida, vivificante y muy agradable.

Pierde la espontaneidad.

Usted o su pareja, con este acuerdo, podrían estar preocupados de que tal plan o rutina elimine la espontaneidad. Pero el sexo planificado es mejor que no tener sexo en absoluto. Y el sexo planificado crea una intención.

Las intenciones son poderosas. Es a través de las intenciones que las cosas se manifiestan.

Practica la exploración sexual.

Si desea disfrutar de la intimidad sexual con su cónyuge nuevamente, ambos deben comprometerse a una vida de exploración sexual el uno con el otro. Es importante tener un espíritu de querer ayudar al otro a expandir sus horizontes sexuales.

Esto no significa ir al local o traer a otra persona a su relación íntima.

El tipo de exploración sexual del que estoy hablando es crudo, auténtico y profundamente vulnerable. Es el tipo de conexión sexual que no tiene pretensión ni agenda. Es el tipo de conexión sexual que apoya la exploración de la inocencia erótica de uno.