El corsét – un símbolo de expresión femenina poderosa

Madonna, Sarah Jessica Parker, Beyonce y una veintena de otras celebridades de la cultura pop actual han sacado en varias ocasiones el corsé “de la nada” y lo han destacado en las últimas dos décadas. Ya sea un corsé de cuero para un espectáculo erótico en el escenario, uno con cuentas para la Alfombra Roja o de encaje e informal para almorzar con amigos, la imagen recuerda, muy sutilmente, a una de las primeras damas poderosas en ponerse un corsé, la reina Elizabeth. Yo de inglaterra Eso no implica, por supuesto, que los corsés de la reina Isabel fueran declaraciones de moda tan flagrantes como las de estas mujeres, pero en el fondo, ¿se decía más de lo que parece? Y puede que no haya sido la intención de estas celebridades asociarse con mujeres poderosas de épocas pasadas necesariamente, pero no es exagerado decir que esta declaración de moda habla mucho y trae consigo a sus portadores una poderosa historia de la expresión femenina. que abarca siglos.

Para una prenda sencilla, los corsés han despertado muchas opiniones sobre su función y el papel que desempeñan en el vestuario femenino. En épocas pasadas, como un elemento básico de la moda, los corsés a veces se consideraban el epítome de la opresión masculina conservadora de las mujeres con su unión restrictiva. Sin embargo, en la actualidad, es menos probable que los diseñadores de moda consideren a los corset como un producto de la dominación masculina y, en cambio, los codician como una fascinación atemporal con la conformación del cuerpo femenino, y las usuarias de hoy en día pueden considerarse claramente que muestran la máxima forma de confianza y femenino. expresión. Sin embargo, otras personas a las que no les podría importar menos las implicaciones culturales de un corsé o su capacidad para moldear un cuerpo, consideran que son prendas ideales para la espalda de una manera cómoda, de una manera muy práctica en este sentido. Por supuesto, ninguna moda valdría su peso sin una pequeña controversia y, en este punto, los corsés se han entregado.

Los corsés evolucionaron básicamente en el sujetador moderno. Pero claramente sigue habiendo un encanto de moda para el anterior predecesor. Descritos hoy en día como corsés magníficos, ultra glamurosos y atractivos, están disponibles en una variedad de estilos y colores, fabricados con todo tipo de materiales. A menudo son deshuesadas al igual que los primeros patrones. Pero ahora, tres cosas hacen que los corsés modernos sean claramente diferentes de los patrones de los siglos XVI y XVII. Hoy en día varían en tamaño desde pequeñas a 3X y superiores. Los corsés se usan como ropa de abrigo, con pantalones vaqueros en ambientes informales y con glamour para usar en la noche. A menudo se usan como lencería y, a diferencia de sus predecesores, están diseñados para ser cómodos y fáciles de entrar y salir rápidamente.

En las últimas noticias sobre corsés, que confirman la fascinación por estas prendas, las celebridades han diseñado corsés de cuero con adornos y los que están hechos de otros materiales inusuales y creativos que se han subastado por más de $ 1000 o más, en beneficio de la caridad. ¡Los corsés no solo son una moda sexy, sino que también se han convertido en una empresa muy rentable!

En la parte delantera de la lencería, los corsés de cuero o aquellos hechos de encaje clásico o PVC racier son populares hoy en día y también están disponibles en una variedad de estilos y tamaños. Al igual que sus contrapartes de ropa exterior, una gran cantidad de diseños están creados para acentuar las curvas del cuerpo femenino y están diseñados conscientemente para adular al usuario. Muchos corsés de lencería ahora tienen cuerdas en T opcionales y ligas desmontables. Otras opciones incluyen cremalleras frontales, cordones en la espalda, cierre frontal de gancho y ojo y correas de hombro ajustables. A veces se agrega lycra para mayor comodidad y muchos patrones están forrados en seda o satén.

Es poco probable que las “poderosas mujeres de épocas pasadas” hayan considerado una de estas prendas como un elemento básico en su guardarropa. Pero en cuanto a las mujeres de hoy, los corsés actuales, desde los más simples hasta los más elaborados, son una forma de exudar poderosas expresiones femeninas por fuera y por debajo.

Deja un comentario