Citas – Esté preparado para lastimarse

Muchos de nosotros odiamos las citas por todos los problemas que implican. ¿Nunca sabes qué tipo de persona será tu cita? Tienes algunas pistas, pero a medida que conoces más sobre él / ella, tu entusiasmo disminuye. Nunca habías pedido un compañero de citas así. No hay nada en común entre los dos y a medida que tienes más citas, empiezas a pensar que no te agrada esta persona. Es posible que no esté bien arreglado, o que siempre llegue tarde, que hable pocas cosas que no entiendas y todo esto crea confusión en tu mente.

¿Cómo digo que no ahora y empiezo con otra cita? Debe repetirse el mismo proceso. Todo es tan agotador. Al principio, estamos llenos de entusiasmo, pero después de pocas experiencias, el entusiasmo se desvanece. El cansancio se apodera de nosotros. Déjame olvidarme de las citas por un tiempo y concentrarme en mi carrera / estudios. Esta cita me frustra totalmente. Prefiero vivir solo y hacerlo mejor. Estoy cansado y confundido. Puede que no estés solo pensando en todo esto. Esta situación no es muy infrecuente.

¿Se puede dejar de tener citas por completo? Muy pocos pueden hacer eso. Necesitamos un socio para satisfacernos. Necesitamos a alguien con quien compartir la vida. La soledad puede ser peor. ¿Lo que se debe hacer? Si encuentra fallas repetidas, tómese un descanso durante unos días. Piense en lo que salió mal.

Incluso, tener una autocita es una buena opción. Cónocete, date la oportunidad de descubrir tus virtudes. Visita un sexshop chile para explorar tu sexualidad y quizás darte un regalo y autodisfrutarte.

¿Si sus elecciones fueron incorrectas o sus expectativas no fueron claras para usted? Obtenga más información sobre lo que quiere y cómo puede atraer a alguien que tenga esas cualidades. Olvídese de los fracasos del pasado. Limpia la pizarra y reinicia.

¿Estás enganchado a las citas en línea?

¿Llegas del trabajo y revisas tu bandeja de entrada para ver si tienes otro admirador? Si lo hace, podría engancharse a las citas en línea. Anhelas la atención de otro single, pero en el fondo no quieres calmarte.

Mientras estás saliendo con alguien sin conexión, ¿sigues revisando tu bandeja de entrada cuando llegas a casa? ¿Estás siempre buscando a alguien que creas que será mejor? Estos son signos clásicos de alguien que está enganchado a las citas en línea.

¿Recibiste un guiño de otro single y luego cancelaste una fecha ya programada? Esto generalmente lo hacen los solteros que están activos con más de una persona a la vez mientras tienen citas en línea. Arreglan una cita con uno de los solteros, pero en el fondo quieren salir con el otro. Luego salen a la cita y se dan cuenta de que puede haber sido un error, y esperan que el otro single todavía esté interesado.

Encontrar un defecto en todo el mundo es otro signo de adicción. Siempre buscando a alguien que sea perfecto, pero eso nunca sucederá, no quieres que sea así. Recuerda, eres adicto y la próxima persona con la que salgas siempre será mejor. Puede volver a su bandeja de entrada y ver quién se está comunicando con usted.

El placer de ir a un restaurante con alguien diferente te excita. Esa atracción inicial continua es mucho más atractiva de lo que lo será una relación a largo plazo. Es la lujuria lo que buscas, no el amor.

Separarse es fácil para un adicto a las citas en línea. Ni siquiera se mencionan las reconciliaciones. Cualquiera que sea la razón por la que se separaron, se olvidarán una vez que vuelvan a estar en línea y busquen más peces en el mar.

Ver una relación requiere carácter y fuerza. Se debe hablar sobre cualquier desafío y no solo usarlo como una excusa para separarse y seguir adelante. Estos obstáculos construirán la relación para que crezca y se fortalezca.

La razón para comenzar a tener citas en línea es conocer a alguien. Alguien con quien puedas comprometerte también. No todas las relaciones van a funcionar, desearlas también le dará muchas más posibilidades de sobrevivir.

Y si tienes tu objetivos también es ponerte un poco atrevido, siempre es una buena idea darte un paseo por algún sexshop online y activar la curiosidad y la creatividad.

4 reglas para transformar un amor a distancia en Internet en una relación normal

Supongamos que te encuentras con alguien en línea y esa persona parece ser el hombre de tu vida, pero vive lejos de ti. ¿Vale la pena dedicar su tiempo a una relación a larga distancia con esta persona? Pero, ¿y si esta persona es realmente tu alma gemela?

Es posible que se sorprenda de lo mucho que puede crecer una relación si trabaja en ello. Si conoce y aplica algunas reglas simples, su relación puede convertirse en una de las más exitosas y felices que jamás haya existido.

La distancia, combinada con llamadas telefónicas y por escrito, electrónicamente o por correo postal, puede fomentar una intimidad envidiable que resulta de conocer las cualidades, valores, formas de pensar, sensibilidades, sueños y aspiraciones de los demás. Este tipo de intimidad puede hacer que su encuentro sea mucho más especial.

Como si las relaciones no fueran lo suficientemente complicadas, tenerlas a una larga distancia es extremadamente desafiante. Simplemente lea las siguientes reglas e intente tener en cuenta y aplicar:

Es más probable que la calidad de la relación aumente si ambas personas desarrollan la capacidad de compartir sentimientos abiertamente entre sí. No tengas miedo de decirle a tu pareja lo que realmente necesitas y quieres de él o ella, él o ella merece saber la verdad y juzgar si puede dártela.

2. Haga de la relación una alta prioridad. Evite cancelar reuniones o posponer una llamada telefónica.

3. Empiece a mantenerse en contacto a diario. Si las facturas telefónicas grandes son una preocupación, envíe correo electrónico, cartas, tarjetas e incluso faxes. Y cuando establezcan contacto, no se limiten a hablar de amor, sino manténganse informados sobre los aspectos cotidianos de sus vidas. De esta forma, cada uno de ustedes estará consciente de cómo piensa, siente y se desarrolla el otro. Las charlas nocturnas y las cartas reflexivas pueden transmitir mucho de lo que es más importante a largo plazo: sus metas, valores y sueños.

4. Esté preparado para ser flexible. Dile a tu pareja lo mucho que piensas y lo que amas obtendrá puntos altos, lo que hará que te extrañe más con la necesidad constante de verte. Pero no seas posesivo. Ser paranoico y acusador solo hará crecer las dudas, la inseguridad y la tensión entre ustedes y ninguno de ellos ayudará a que la relación se desarrolle con éxito.

5. Experimenten con juguetes sexuales. El avance de la de tecnología también ha alcanzado a la industria de los juguetes sexuales y para el beneficio delas relaciones a distancia. En los sexshop puedes encontrar vibradores que se manejan a través de una aplicación y con alcance mundial, por lo que jugar sexualmente con tu pareja a distancia ya no es problema.

Si tu pareja realmente quiere estar contigo, entonces no querrá esperar una eternidad para tenerte a su lado. Siempre que ambos confíen el uno en el otro, se informen mutuamente de sus vidas personales, se mantengan en contacto, su relación puede convertirse en una relación normal feliz.

En última instancia, el objetivo es una relación normal, ¿no es así?

5 razones para asistir a un sexshop en persona

Si estás pensando en pasar una noche sexy o se viene  una ocasión especial, quizás debas visitar un sexshop. Si bien puede ser tentador acceder al sitio de un minorista en línea pero, en general, asistir a las tiendas físicas es una mejor apuesta, y en muchos sentidos , más agradable y divertido.

Si eso no te parece suficiente: Aquí hay 5 razones por las que le aconsejaría que vaya a una tienda física en lugar de comprar en línea…

1. Los vendedores están bien informados. Quiero decir, si la tienda vale la pena, de todos modos. Un buen vendedor de juguetes sexuales podrá recomendar juguetes dentro de su presupuesto que satisfagan sus necesidades. A menudo también conocen información útil sobre seguridad de materiales, compatibilidad de lubricantes y garantías de productos. Y si te encuentras con un juguete que te hace decir «¿Qué es esto?» Definitivamente será mucho más fácil obtener una explicación de una persona real que analizar la copia de ventas a veces vaga que acompaña ese mismo juguete en un sitio web en algún lugar. ¡Un útil juguete sexual profesional puede ser un regalo del cielo!

2. Tienes una mejor idea de los juguetes. Incluso cuando las medidas de un juguete se enumeran en línea, a menudo puede ser difícil comprender realmente cuán grande es hasta que lo haya visto y lo haya tenido en persona. Internet tampoco le permite sentir cuán fuertes o ruidosas son las vibraciones de un juguete, qué tan firme o blando es su material, qué tan sólido o mal hecho está construido, qué tan ergonómico es sostenerlo y muchos otros factores que podrían contribuir tangiblemente a qué tan bien funcionará un juguete para usted y su cuerpo. ¡Tocar y mirar un juguete que estás considerando comprar «en persona» puede cambiar el juego!

3. Es más rápido. ¿Quién tiene tiempo para esperar a que un servicio postal poco confiable le traiga sus juguetes? Cuando trabajaba en el comercio minorista de juguetes sexuales, noté que muchos clientes entraban porque necesitaban algo de  inmediato , ya sea una caja de condones, una botella de lubricante, un enema para prepararse para una sesión de sexo anal improvisada, o en un caso de trabajadora sexual un vibrador barato para usar con un cliente. Cuando estás en apuros, las tiendas de sexo pueden ayudarte, e incluso conducir a una tienda en la próxima ciudad es más rápido que hacer un pedido desde cualquier sitio web.

4. Ayuda a mantener las tiendas abiertas. Por las mismas razones por las que te animo a comprar en las librerías locales en lugar de cargar tu carrito en Amazon (lo cual es demostrablemente malvado), también creo que deberías dar tu dinero a las tiendas locales de juguetes sexuales cuando puedas . Son un recurso comunitario invaluable, especialmente en un mundo que demoniza y suprime la educación sexual real.

5. ¡Es divertido! En serio, si nunca has llevado a una pareja a una tienda de sexo, te estás perdiendo. Puede ser coqueteo y negociación en uno, mientras paseas por los pasillos y te preguntas: «¿Alguna vez usarías esto?» o «¿Qué opinas de esto?» Incluso si va solo, comprar en persona es muy diferente de hacerlo en línea, porque es más probable que tropiece con cosas que de otra manera nunca hubiera considerado, pero que despiertan su interés. ¡Introduce un poco de casualidad y espontaneidad en tu día, y en tu vida sexual, paseando por una tienda de sexo y viendo lo que se ofrece!

Historia y curiosidades de las «Sexshop»

En los Sexshop no solo se pueden encontrar un montón artículos eróticos, existen también algunos que además ofrecen espectáculos de striptease, peep show o incluso cine porno. Los sexshop en gran parte de Latinoamérica no son muy populares en incluso son mal vistos, pero hay ya tiendas en el extranjero que acostumbran a dar charlas y talleres de temas sexuales impartidas por expertos en la materia.

No hace demasiado, las tiendas eróticas eran lugares sórdidos. La influencia que tenían sobre la población los diversos tabúes sociales en materia de sexo eran muchos. Progresivamente fue cambiando esto y ahora la sociedad tiene una mentalidad más abierta. Un buen reflejo de ello son los nuevos conceptos de sexo que han ido naciendo.

Sexshop más ecológico

Es uno de los más originales de Europa y está en Alemania. Lleva pocos años en Berlín y es algo más que una tienda erótica. Se desmarca de otros tipos de locales por su luminosa decoración que parece más una cafetería moderna. Cuenta con un gran compromiso con la ecología y los derechos de los animales. Se pueden encontrar productos como preservativos y vibradores ecológicos o prendas eróticas realizadas con cuero vegano (imitación de piel). Os lo juramos, no es broma.

Sexshop en Japón

Si hablamos de la mayor tienda erótica del mundo, la encontramos en el país nipón. Aunque los japoneses son gente por lo general muy reservados y celosos de su intimidad, M´s Akihabara sexshop se llama esta tienda que tiene 7 plantas de productos para ambos sexos y es realmente impresionante.

Historia de los Sexshop en España

En España las tiendas eróticas tuvieron unos comienzos complicados, remontándose a hace 30 años. La primera tienda se abrió en Barcelona en 1978 y las reacciones fueron de todo tipo. Hasta 1982 no existía ley que definiera el marco legal en el que se encontraba este tipo de establecimiento. Progresivamente fueron proliferando a la vez que la mentalidad en el país se abría.

Las tiendas actualmente se han abierto a muchas posibilidades, desde comprar sus productos online, como la nuestra, hasta incluso servicios para la organización de eventos como despedidas de solteros y solteras, reuniones de tuppersex o cursos e incluso charlas divulgativas en lo sexual.

Los Sexshop online

Las compras en nuestro sexhop online permiten al cliente encontrarse en el anonimato. Esto facilita las adquisiciones y deja disfrutar de un gran catálogo de productos que, en ocasiones, por razones de espacio no suelen estar a la venta en las tiendas que venden sus productos físicamente.

Comprar productos online se está imponiendo cada vez más y en este sector. Las personas más reservadas de su intimidad pueden comprar lo que quieran desde su casa y elegir tranquilamente los productos.

En las tiendas eróticas online también ofrecemos un asesoramiento personalizado, con numerosas vías como chat, e-mail o teléfono, enviándotelo a casa y preservando el anonimato sin señas de identidad de dónde has comprado el artículo ni su contenido.

Como has podido ver, en tres décadas en nuestro país, la historia de los sexshop ha cambiado de forma radical y es algo de agradecer. El sexo es vida ¿no?

Cómo es realmente trabajar de un sexshop

Si nunca ha estado en una sexshop, lo primero que se le ocurre es una parada de camiones oscura y de mala calidad llena de personas extrañas e incluso una luz intermitente en la esquina.

Pero ese ciertamente no es el caso en esta tienda de sexo cerca de Burton como descubrió nuestro reportero de Burton Live cuando visitaron al personal de Pulse and Cocktails, en la A38 en Fradley.

Cuando entras en la tienda, puedes ser perdonado por confundirlo con cualquier otra tienda habitual, tal vez una donde encuentres libros en venta, en lugar de juguetes sexuales y películas porno.

La atmósfera luminosa y aireada al entrar es suficiente para disipar de inmediato cualquier preconcepción sobre un lugar oscuro y cutre frecuentado por hombres indeseables.

El gerente de la tienda, Amber, es un entusiasta defensor de tratar de disipar el estigma en las tiendas de sexo en un intento de alentar a más personas a probar algo nuevo en el dormitorio.

Ella dijo: «Definitivamente hay un estigma en torno a las tiendas de sexo.

«La gente piensa que son solo mujeres y hombres mayores los que entran a las tiendas de sexo, pero no es así.

«O suponen que somos una parada de camiones, con cabinas en la parte trasera o un tipo cutre sentado en la esquina listo para abrir su abrigo, pero eso no es cierto. Aquí está abierto y brillante, como cualquier otra tienda, sino más bien que vender papas, estamos vendiendo cuerdas y máquinas sexuales.

«Recibimos todo tipo de clientes: parejas, personas mayores, jóvenes, personas mayores. No importa quién sea para nosotros, solo tratamos de encontrar lo correcto para que las personas se diviertan».

«Solo queremos que la gente tenga muy buen sexo».

La tienda almacena todo lo que pueda imaginar, desde corsés para hombres y mujeres, látigos, remos para azotar, hasta existencias para usar durante la esclavitud, lubricantes y juguetes sexuales para adultos.

Hay varios maniquíes que modelan algunos de los artículos más populares repartidos por la tienda.

Incluyen a Hugo, un esclavo que está atado en un caso en la sección de esclavitud, disciplina, sadismo y masoquismo.

También está Betty, la maniquí, que a menudo luce lencería sexy y luego está Jordan, la muñeca sexual, llamada así debido a su parecido anatómico con la modelo glamorosa.

El stock dentro de la tienda es estrictamente solo para adultos.

Y aunque hay personajes excéntricos que visitan regularmente la tienda, dice Amber, también hay quienes simplemente quieren encontrar formas de darle vida a sus vidas sexuales, y muchas personas incluso comentan al personal que visitar la tienda de sexo les ha salvado sus matrimonios, ella dijo.

EL MEJOR MOMENTO PARA TENER SEXO.

Una cosa que Amber y el asistente de ventas, Luke, dicen que es muy importante en su trabajo es poder leer a las personas.

Dicen que saber cuándo alguien querrá reírse y cuándo hablar en serio es muy importante, y que saber cómo tratar a las personas cuando entran por la puerta es parte de la razón por la que tienen tantos clientes habituales.

Amber agregó: «Diría que alrededor del 70 por ciento de nuestros clientes son leales, tanto es así, que la mayoría del tiempo, si vemos que su auto se detiene, les pegaremos la tetera mientras caminan. en.

«Tenemos una señora que es una dominatriz, que entrará, comprará muchos artículos nuevos, y luego volverá a contarnos todo sobre lo que ha estado haciendo. Es realmente interesante escucharlo.

6 chicos revelan el juguete sexual que le regalarían a su pareja

¿Alguna vez has pensado ir a un sexshop para comprarle un regalo a tu pareja? No eres el único, pero si temes enfrentarte a la vergüenza al momento de elegir un juguete sexual, mejor antes de sumergirte a la experiencia conoce estos seis experiencias reales, traumáticas y tentadoras que han vivido chicos en su búsqueda del juguete ideal

1. «Mi pareja y yo estuvimos lejos durante dos años, así que para asegurarme de que se mantuviera feliz, le compré un conejo realmente agradable. Mi mayor problema era que quería que fuera un poco más pequeño que yo, así que todavía era opción más satisfactoria » . —Cam, 22

2) «Le compré a mi novia una correa porque quería que me vincule. Ella no sabía que estaba metida en eso, así que fue una sorpresa para ella. Fui a esta tienda de sexo realmente crujiente y el cajero me preguntaba constantemente si quería ‘probar’ los juguetes con ella. Le dije que se fuera y ella no escuchó. Compré una correa morada de tamaño mediano y la envolví y se la di a mi novia. Cuando la abrió estaba realmente confundido y me miró como ‘¿Qué demonios es esto?’ ¡Le dije que era para nosotros y quería que lo usara conmigo! Me dijo que nunca haría eso y luego me lo devolvió. Ya no estamos juntos «. —Steven, 26

3. «Un año, mi novia (ahora esposa) y yo queríamos darle vida a nuestra vida sexual. No sabía qué hacer, así que le pregunté. Ella me envió una lista enorme y detallada de todos los posibles juguetes sexuales para hombres y mujeres, mantuvimos conversaciones durante horas y tratamos de pensar en lo que funcionaría mejor para nosotros. Al final, comencé a pensarlo más como una entrevista de trabajo que como comprar juguetes sexuales. Le di el dinero , y ella se compró regalos «de mí». —Jamie, 24

4. «Era un consolador / vibrador – el tipo realista. La anticipación me estaba volviendo loco, y yose lo dio en Nochevieja. La linda sonrisa en su rostro era inolvidable; una mirada de tipo ansioso como si acabara de ver a un amigo perdido hace mucho tiempo. ¡Qué noche fue! » —BD, 39

5. «Fue una experiencia sexy, le compré un kit de bondage que elegimos cuando vivíamos a larga distancia, y lo ordené a su casa. Saber que le envié sus juguetes fue una emoción increíble y ayudé con la larga distancia. Cuando el paquete llegó allí, ella disfrutó mucho mostrándome y burlándome de FaceTime, y no tuve ninguna queja. ¡Lo divertido de la larga distancia fue divertido! » —Paul, 21

6. «A mi novia le encanta todo lo que tenga que ver con el anal, así que para su cumpleaños, me sorprendieron sus cuentas anales. Fui a comprarlas a un Spencer’s local porque no teníamos una tienda de sexo. Cuando estaba revisando , mi hermana pequeña apareció detrás de mí en la fila y estaba comprando un consolador. No tenía idea de que era yo delante de ella. En pocas palabras, ya no compro los juguetes sexuales, ni se lo mencioné a mi pequeño hermana. De todos modos, las bolas anales eran increíbles y las recomiendo si alguien quiere probarlas, ¡pero recuerda usar lubricante! » —Bradley, 28